sábado, 28 de abril de 2007

Capítulo I: Paradigmas y principios

La efectividad definida

Los 7 hábitos nos sirven de base para desarrollarnos, para crecer, para crear y formar nuestro carácter, nos guían para resolver nuestras dudas y problemas con la máxima efectividad, haciéndonos comprender lo que deseamos ser y hacer, haciéndonos ver que somos totalmente responsables de nuestro destinos, facilitando que nuestras elecciones sean las correctas, ya que estos hábitos se basan en principios. Así, estamos preparados y listos, maximizamos nuestro rendimiento y aprovechamos todas las oportunidades que aparecen ante nosotros.

2 comentarios:

PeKeÑa dijo...

me parece muy interesante lo que escribes en el blog.
seguiré visitandolo.
por cierto, gracias por pasarte por el mio, da gusto encontar a gente así.
...silvia...

kenzito dijo...

Esta fábula la leí de pequeño o la vi en un teatro o algo así. No lo recuerdo bien, pero si aprendí la moraleja. Ahora lo cierto es que voy intentando avanzar en mi camino hacia la efectividad. Y me doy cuenta de que cosas tan sencillas como seguir un método todos los días no es tan díficil, pero la pereza nos acompaña.

De ahí que he ido cambiando a lo largo del tiempo, porque no he sido muy vago en mi vida, a veces como todo el mundo sí, pero intento cambiarlo.

La producción pues es el tiempo dedicado a convertir esas actividades en esos resultados deseados que nos comenta Covey y la capacidad de prodcción, los medios. Mi ejemplo más cercano son los estudios. El primer año no entendía nada. Tampoco me preocupé de estudiar en un primer momento... ahora voy mejor porque voy madurando y aplicando estos pequeños detalles que rara vez piensas, porque no es fácil pararse a reflexionar.

un saludo