domingo, 6 de mayo de 2007

Primer hábito: Sea proactivo

Círculo de preocupación/Círculo de influencia

Tenemos que diferenciar y analizar en qué invertimos nuestro tiempo, ya que hay cosas sobre las que tenemos control y otras sobre las que no tenemos ningún tipo de control.

El círculo de preocupación abarca todas las cosas que nos preocupan, sobre las que tenemos control directo (círculo de influencia) y sobre las que no tenemos ningún control.

Si malgastas el tiempo en cosas que te preocupan, pero sobre las que no tienes ningún tipo de control, estás perdiendo el tiempo. En cambio, si trabajas dentro de tu círculo de influencia, sobre las cosas que si puedes cambiar, entonces estás aprovechando completamente tu tiempo y puedes hacer que tu círculo de influencia crezca y que abarque más temas.

Tenemos que tener presente el espíritu de la oración de la asociación de lucha contra el alcoholismo, Alcohólicos Anónimos: "Señor, concédeme coraje para cambiar las cosas que pueden y deben cambiarse, serenidad para aceptar las cosas que no pueden cambiarse, y sabiduría para establecer la diferencia".

Las personas proactivas dedican su tiempo a trabajar dentro de su círculo de influencia, haciendo que sea cada vez más grande. Sea cual sea el problema, está en nuestras manos dar el primer paso hacia la solución. Dentro de nuestro círculo de influencia están los cambios en nuestros hábitos, de nuestros métodos de influencia, y del modo en que vemos las dificultades que no controlamos.

Por ejemplo, llegar a ser un alto directivo de una gran empresa, está claro que es un objetivo difícil, un objetivo que casi nadie consigue. Una persona proactiva enfocaría el tema dejando al lado las preocupaciones de las dificultades que no dependen de él y trabajaría dentro de su círculo de influencia, preparándose como el mejor candidato a ese cargo, consiguiendo reunir todas las características particulares que se requieran para ese cargo, al final el resultado será que el cargo será suyo, habrá ampliado su círculo de influencia tanto, que no será la persona proactiva la que busque trabajo, sino que serán las compañías las que se pelearán por contratar sus servicios, esto es centrarse en el círculo de influencia y dejar al lado las preocupaciones de lo difícil que es llegar a conseguir un objetivo tan alto.

Puede parecer muy simple, puede parecer obvio, pero el camino para conseguir las cosas es tan simple como trabajar sobre lo único en lo que tú tienes influencia, que son las cosas dentro de tu círculo de influencia.

Todos nosotros sabemos, que detrás del escudo de todas las excusas que cada uno de nosotros tenemos, está la realidad de que tenemos suficiente potencial para conseguir practicamente todo lo que nos propongamos.


2 comentarios:

PeKeÑa dijo...

me acabo de dar cuenta gracias a ti de ke malgasto bastante tiempo preocupandome en cosas sobre las ke no tengo y no tendré nunca control ... ke triste es la realidad.
de alguna u otra forma me has abierto los ojos, asi ke gracias.

una cosa mas,creo ke llevas toda la razon cuando dices ke podemos conseguir casi todo lo ke keremos, pero hace falta mucha paciencia y trankilidad.

suerte, SiLviA...*

Vivir, amar, aprender, dejar un legado dijo...

Estimada Silvia,

Muchas gracias por colaborar en mi blog.
Tu comentario hace que valga la pena escribir este blog.

Espero poder seguir contando contigo.

Raúl