lunes, 7 de mayo de 2007

Primer hábito: Sea proactivo

Consecuencias y errores

Está claro que somos libres para elegir nuestras respuestas ante las diferentes situaciones que se nos planteen en la vida, pero tenemos que ser conscientes que hay unas leyes naturales que nos limitan a la hora de realizar nuestras elecciones, así pues tenemos que tener claro que también hay unas consecuencias correspondientes a las elecciones que realizamos.
Podemos elegir que queremos parar en medio de la vía cuando un tren avanza a toda velocidad, pero no podemos decidir qué sucederá cuando nos atropelle.

También cuando elegimos corremos el riesgo de equivocarnos, de cometer un error. El enfoque proactivo de un error consiste en reconocerlo instantáneamente, corregirlo y aprender de él. Esto convierte literalmente un fracaso en un éxito.

T.J. Watson dijo: "El éxito está en el lado opuesto del fracaso".

Está claro que somos libres para elegir nuestra respuesta, pero cuando hacemos esa elección tenemos que saber que optamos a la consecuencia correspondiente, ya que cuando uno recoge la punta del palo, también recoge la otra.

4 comentarios:

PeKeÑa dijo...

ke razon tienes, somos libres de lo ke elegimos y de nuestras decisiones... lo malo son las consecuencias ke muchas conllevan.

ojalá pudiesemos saber las consecuencias ke nos lleva cada una de las decisiones ke tomamos por muy tontas ke sean...ke dificil es todo.

...SiLviA...*

Vivir, amar, aprender, dejar un legado dijo...

Estimada Silvia,

Somos responsables de nuestras decisiones, para lo bueno y para lo malo, de nosotros depende aprender de los errores y sacar de ellos una victoria.

Puede parecer difícil, pero sólo es un tema de verlo desde una perspectiva proactiva y basando siempre la toma de tus decisiones en una serie de principios correctos.

Hasta pronto, gracias por participar en mi blog,

Raúl

Xavier Sánchez dijo...

En nuestras manos está el actuar desde la reflexión y la responsabilidad, o hacerlo mediante el impulso irracional.

Lo fácil es lo segundo, pero lo que nos hará crecer como personas y profesionales es el análisis de nuestras decisiones y la evaluación de sus posibles consecuencias.

El polifacético Robert Green Ingersoll dijo una frase que ilustra perfectamente este tema, "En la vida no hay premios ni castigos, sino consecuencias."

Un saludo,
Xavier Sánchez

Vivir, amar, aprender, dejar un legado dijo...

Estimado Xavi,

Simplemente genial, como nos tienes acostumbrados.

Gracias por tu colaboración,

Raúl