sábado, 12 de mayo de 2007

Segundo hábito: Empiece con un fin en mente

La diferencia entre liderazgo y administración: las dos creaciones

El liderazgo sería la primera creación, la mental. La administración sería la segunda creación, la física.

El liderazgo se ocupa de: ¿cuáles son las cosas que quiero realizar?
La administración: ¿cómo puedo hacer ciertas cosas mejor?

"Administrar es hacer las cosas bien; liderar es hacer las cosas correctas". Peter Drucker.

Ejemplo clarificador:
Un grupo de productores que se abren camino a machetazos, ya que ellos son los que cortan la maleza y limpian el camino.
Detrás de ellos están los administradores, los cuales son especialistas en que los productores saquen el máximo rendimiento a su trabajo, diseñan mejores machetes, mejoran los procedimientos de corte, etc.
Después queda el líder, el que trepa a los árboles y supervisa la situación de todos ellos. Al trepar a mirar donde están en ese momento, grita: "¡Selva equivocada!".

Entonces, ¿de qué nos sirve toda la producción? ¿de qué nos sirve ser tan eficientes haciendo nuestro trabajo? ¿qué hacemos con tanta energía malgastada?

En nuestra vida personal tenemos una carencia aun mayor de liderazgo. Pretendemos administrar con eficiencia, estableciendo y alcanzando metas, antes de haber clarificado nuestros valores. Muchas veces nos esforzamos mucho, lo damos todo en cada una de las facetas o roles de nuestra vida, pero cuando nos paramos y pensamos hacia donde vamos, nos damos cuenta de que estamos perdidos en la rutina abrumadora de nuestras vidas, y vemos claramente que nuestra vida realmente no avanza hacia donde nosotros realmente deseamos.

No hay comentarios: