sábado, 7 de julio de 2007

Segundo hábito: Empiece con un fin en mente

En el centro

Para escribir un enunciado de la misión personal tenemos que empezar en el centro mismo de nuestro círculo de influencia, llegar a entender ese centro compuesto por nuestros paradigmas más básicos, la lente a través de la cual vemos el mundo.

Tenemos que utilizar nuestra autoconciencia para analizar nuestros valores y nuestra visión, en el centro de nuestro círculo de influencia podemos ver nuestros talentos singulares y en qué área podemos contribuir. Tenemos que analizar lo que realmente nos importa y basarnos en ello para proporcionar contenido a nuestra constitución personal.

Cada uno de nosotros somos únicos y singulares, tenemos potencial para realizar lo que realmente nos planteemos, sólo tenemos que averiguar lo que deseamos y poner todo nuestro potencial en conseguirlo. Teniendo claro que somos diferentes por nuestras características individuales, tenemos que saber que todos nosotros necesitamos una base sólida que nos sirva de seguridad, guía, sabiduría y poder.

La seguridad representa nuestro sentido de valía, nuestra identidad, nuestra base emocional, nuestra autoestima, nuestra fuerza personal básica.

Por guía se entiende la fuente de dirección en la vida. Nuestro marco de referencia interno que nos interpreta lo que sucede fuera.

La sabiduría es nuestra perspectiva de la vida, nuestro sentido de equilibrio. Abarca el juicio, el discernimiento, la comprensión.

El poder es la capacidad o facultad de actuar, la fuerza y la potencia para realizar algo. Es la energía vital para elegir y decidir. Incluye también la capacidad para superar hábitos profundamente enraizados y cultivar otros superiores, más efectivos.

Todos nosotros tenemos estos cuatro factores en el centro de influencia de nuestra vida, cada uno de los cuales puede tener un contenido diferente, ya que somos personas diferentes, pero lo que está claro que lo importante es que estos factores estén basados en principios.

Al centrar nuestra vida en los principios correctos, creamos una base sólida para el desarrollo de los cuatro factores sustentadores de la vida.

Nuestra seguridad proviene entonces de saber que los principios correctos no cambian. Podemos depender de ellos, los principios son verdades profundas, fundamentales, verdades clásicas, denominadores comunes. Los principios no cambian; la comprensión que tenemos de ellos, sí.

La sabiduría y la guía que acompañan a la vida centrada en principios provienen de mapas correctos, del modo en que son realmente, han sido y serán. Podemos tomar nuestras decisiones usando los datos correctos que permitirán una realización posible y significativa.

El poder personal que surge de la vida centrada en principios es el poder de un individuo autoconsciente, inteligente, proactivo, no limitado por las actitudes, conductas y acciones de los demás ni por muchas de las circunstancias e influencias ambientales que coartan a otras personas.

En fin, tenemos que buscar crearnos una báse sólida de toma de decisiones basada en principios que nos dirija y oriente, sabiendo que es una base segura, que nos servirá de guía, que se basa en la sabiduría y que permitirá liberar todo nuestro potencial.

Cuando basamos nuestra vida en principios, vemos las cosas de otro modo. Y como vemos las cosas de otro modo, también pensamos y actuamos de otra manera. Tenemos una alto grado de seguridad, guía, sabiduría y poder, que fluyen de un núcleo sólido y constante; por lo tanto, hemos cimentado una vida altamente proactiva y efectiva.

1 comentario:

ROBINSONG dijo...

bueno la verad es que yo creo que nadie anda por hay actuando sin princiipos, lo que pasa es que dependiendo del punto de vista de cada cual estos son correctos o erroneos.
Me gusta la idea de tener unos principios solidos con los cuales moverse en la vida, me refiero a las relaciones sociales, pero tambien creo que los principios deben estar abiertos siempre al cambio.
por eso los principio que me hcian ir hacia adelante ayer no son los mismos de hoy, jejeje esta claro que me refiero a que la experiencia del dia a dia (y de los años) hacen que los principios, las maneras de actuar, sean completadas de forma continua. Como una construccion que siempre mejora.
ahora que tengo mucho cuidado con lo de tener una guia o una meta marcada, nada mas adaoptable que el ser humano y por tanto cambiante en su manera de actuar/pensar.
¿Como sabemos cuales son esos principios que seiempre han estado ay y que no son cambiantes? lo digo porque los principios, la vision deol hombre sonbre lo que le rodea, ha sido bisn diferente a lo largo de la historia...y el sol sale todas las mañanas. Es una cuestion mas bioen de la expeerinecia personal, creo yo.
por ultimo decirte tambien que me gusta que toques estos temas. ASunqiue no tenga ni idea de qyuien eres jejejej.