sábado, 14 de julio de 2007

Segundo hábito: Empiece con un fin en mente

Cómo redacto y reviso mi enunciado de misión personal

Como personas proactivas, como personas responsables de nuestros destinos, como personas capaces de conseguir lo que nos propongamos en la vida, podemos empezar a dar expresión, a darle contenido a lo que queremos ser y hacer en nuestras vidas. Podemos redactar un enunciado de misión personal, una constitución personal.

Un enunciado de misión personal, no es algo fácil de escribir, no es sólo escribir una serie de frases que nos parecen más o menos correctas sobre nosotros y nuestros deseos. Un enunciado de misión personal requiere una introspección profunda, un análisis cuidadoso, una expresión meditada, y a menudo muchos borradores, hasta llegar a la forma final.

Yo escribo y actualizo mi misión personal en un lugar tranquilo (en la playa, durante mis vacaciones), donde sé que nadie me va a molestar, donde puedo analizar mis deseos reales, donde puedo sentir mis miedos, donde puedo conseguir una introspección que me asegure la total sinceridad de lo que escribo, donde encuentro la perfecta armonía con mi conciencia. Sólo entonces es cuando escribo mi misión personal, ya que mi misión personal contiene las pautas y el camino por donde voy a guiarme durante todo el año siguiente. Busco darle un fin y un sentido a mi vida, en cada uno de mis roles (con mi familia, con mis trabajadores, con mis amigos... ), y para mí, eso es sagrado, es vital. Es un periodo donde alineo mi conducta con mis creencias, es un periodo en el que encuentro un sentido a lo que deseo hacer, y ello me entusiasma.

La visualización: El doctor Charles Garfield ha realizado amplias invetigaciones sobre personas con alto rendimiento en atletismo y en las empresas.
Una de las principales cosas que demostró su investigación fue que casi todos los atletas internacionales y otros sujetos de rendimiento alto son visualizadores. Lo ven, lo sienten, lo experimentan antes de hacerlo realmente. Empiezan con un fin en mente.

No hay comentarios: