sábado, 1 de septiembre de 2007

De la victoria privada a la victoria pública

Hasta ahora hemos visto los tres primeros hábitos, los que nos llevan de la dependencia hacia la independencia, ahora es el momento de pasar a la interdependencia, es la hora de pasar de la victoria privada a la victoria pública.

Sólo en el momento en el que sabemos que somos los creadores de nuestros destinos, que depende de nosotros lo que alcancemos en la vida y que nosotros decidimos que es lo que realmente nos importa, sólo en ese momento podemos empezar a tener relaciones beneficiosas y provechosas con los demás.

El ingrediente más importante de toda relación no es lo que decimos o hacemos, sino lo que somos. Todas las relaciones se basan en la confianza, pero no existe confianza si no hay integridad. Así pues, para generar confianza debemos ser personas íntegras y dignas de confianza, y eso se logra cuando uno es proactivo, centrado en los principios correctos, cuando uno es capaz de organizarse y realizar cosas con integridad en su vida.

Toda relación depende de la confianza, para explicar como se genera esta confianza, podemos utilizar la metáfora de la cuenta bancaria, la podríamos denominar la cuenta bancaria emocional. Si yo me relaciono contigo con cortesía, bondad, honestidad y mantengo mi compromio contigo, entonces estoy haciendo un depósito (un ingreso), hago que se incremente el valor de nuestra cuenta bancaria emocional. Tú confías en mí, cada vez más cuando hago este tipo de depósitos en nuestra relación.

Cuando nuestra cuenta de confianza es alta, la comunicación es fácil, instantánea y efectiva. Pero si se da el caso contrario, si mi nivel de confianza es bajo, la comunicación será lenta y difícil, se analizaran cada una de mis palabras con el máximo celo.

En la próxima entrada hablaremos de los seis depósitos principales que se pueden hacer para incrementar nuestra cuenta de confianza, para crear una buena relación personal.

2 comentarios:

EUCHY dijo...

oportuno y pertinente, como siempre.

Muchos saludos ♥

Eugenia.-

Jorge Christiansen dijo...

Blog muy preciso y útil