sábado, 6 de octubre de 2007

DIferentes opciones y la mejor

De las cinco opciones que hemos analizado hasta ahora, no hay ninguna que pueda ser descartada de forma radical para según que situaciones a las que nos enfrentamos. Depende de la situación podemos elegir uno u otra de forma puntual, pero si hablamos en términos generales, la única que es realmente viable es la de ganar/ganar, ya que vivimos en un mundo interpedependiente, vivimos en mundo repleto de gente con la que interactuamos diariamente, sino logramos mantener una relación en la que las dos partes salgan ganando, esa relación tendrá como destino la ruptura.

En las situaciones pierdo/ganas, hay un ejemplo clarificador que ayuda a comprender la idea general de que no hay otra opción más que la de ganar/ganar. Si, por ejemplo, usted tiene una empresa a la que le hace falta con urgencia un material y sabe que sólo hay un proveedor que se la puede suministrar y ve que este se aprovecha de su necesidad en esta situación para ganar mucho más dinero del acostumbrado a su costa, entonces usted se sentirá fatal y no querrá volver a comprar en ese proveedor la próxima vez y seguro que hará todo lo posible para que la siguiente vez no tenga que depender de un proveedor, como ese, que se aproveche de sus urgencias. Así este proveedor estará contento por su posición de yo gano, tú pierdes, pero la situación real será que habrá perdido un cliente, y a al final los dos habrán perdido.

La opción ganar/ganar parece muy idealista, pero es la única que puede llevar a un final satisfactorio para las dos partes y que la relación se alargue y sea fructífera. Así pues llegamos a la conclusión de que la solución final es "ganar/ganar o no hay trato".

2 comentarios:

EUCHY dijo...

Raúl:
Tengo muchos días ya con poco ánimo de leer; sucede que hice un viaje que me dejó muy removida y eso no me deja volver a mi rutina con paz, ya pasará.

Solo quería venir a dejarte un abrazo, a decirte que admiro la forma en que ayudan dejando estos análisis, a decirte que aquí estoy,

Saludos,
Eugenia.-

Raúl Sánchez dijo...

Estimada Eugenia,

Muchas gracias por pasarte y dejar tus comentarios, que como siempre son bienvenidos y agradables.

Espero poder seguir viendo tus comentarios por aquí, y ten presente que sé que estás ahí y que tienes un blog muy bueno e interesante, lo que pasa es que aunque yo visito tu blog y me gustaría dejarte comentarios, a mí se me hace difícil escribir cuando hay tantos usuarios, parece que se desvanecen las opiniones, me gusta cuando vienes tú y escribes aquí, es más directo.

Virtualmente suyo,

Raúl